El ayuno intermitente implica un ciclo entre períodos de ayuno y alimentación, y recientemente se ha vuelto muy popular. No solo fue el término «más de moda» en referencia a pérdida de peso en el 2019, sino que también se destacó en un artículo de revisión en The New England Journal of Medicine.

El ayuno intermitente puede proporcionar importantes beneficios para la salud si se hace correctamente, incluida la pérdida de peso, la reversión de la diabetes tipo 2 y muchas otras cosas.

Además, puede ahorrarte tiempo y dinero, y se adapta con facilidad a cualquier estilo de vida, seas una ama de casa, una persona que trabaja frente a un escritorio o un cerrajero, cualquiera puede llevarlo a cabo.

Si bien el ayuno intermitente tiene muchos beneficios probados, sigue siendo controvertido. Un peligro potencial se refiere a los medicamentos, especialmente para la diabetes, donde las dosis a menudo deben adaptarse.

Como todo, te recomendamos antes que nada discutir con tu médico antes de comenzar cualquier régimen alimenticio.

No es pasar hambre

El ayuno difiere del hambre en una forma crucial: el control. El hambre es la ausencia involuntaria de alimentos durante mucho tiempo. Esto puede conducir a un sufrimiento severo o incluso a la muerte, no es deliberado ni controlado.

La comida está fácilmente disponible, pero eliges no comerla. Esto puede ser por cualquier período de tiempo, desde unas pocas horas hasta unos pocos días o, con supervisión médica, incluso una semana o más. Puede comenzar un ayuno en cualquier momento de su elección, y también puede finalizar un ayuno a voluntad.

Considere el término «desayuno”. Esto se refiere a la comida que rompe el ayuno, que se realiza a diario.

El ayuno intermitente no es algo inusual, sino parte de la vida cotidiana y normal. Es quizás la intervención dietética más antigua y poderosa que se pueda imaginar.  Sin embargo, de alguna manera hemos perdido su poder y pasado por alto su potencial terapéutico.

El ayuno intermitente simplemente le permite al cuerpo usar su energía almacenada, quemando el exceso de grasa corporal.

En esencia, el ayuno intermitente permite que el cuerpo use su energía almacenada. Lo importante a entender es que no hay nada de malo en eso. Así es como están diseñados nuestros cuerpos. Eso es lo que hacen perros, gatos, leones y osos. Eso es lo que hacen los humanos.

Si comes cada tres horas, como se recomienda a menudo, entonces tu cuerpo usará constantemente la energía de los alimentos entrantes. Es posible que no necesites quemar mucha grasa corporal, si corresponde. Es posible que solo estés almacenando grasa. Tu cuerpo puede estar guardándola por un tiempo para cuando no tenga nada qué comer. Si esto sucede, te falta equilibrio. Te falta ayuno intermitente.

Beneficios del Ayuno Intermitente

  • Pérdida de peso y grasa corporal
  • Aumento de la quema de grasa
  • Disminución de los niveles de insulina y azúcar en la sangre
  • Posiblemente reversión de la diabetes tipo
  • Posiblemente mejor claridad mental y concentración
  • Posiblemente aumento de energía
  • Posiblemente aumento de la hormona del crecimiento, al menos a corto plazo
  • Posiblemente un perfil mejorado de colesterol en sangre
  • Posiblemente vida más larga
  • Posiblemente activación de la limpieza celular estimulando la autofagia
  • Posiblemente reducción de la inflamación

Además, el ayuno ofrece muchas ventajas únicas importantes que no están disponibles en las dietas típicas.